En OrtoFun trabajamos de una manera muy metódica para conseguir la calidad que nos diferencia del resto de laboratorios.

Por eso consideramos muy importante el binomio clínica-laboratorio y cuidamos especialmente cualquier interacción entre ambos con el único fin de que el paciente pueda disfrutar del mejor tratamiento.

Por ello seguimos el siguiente protocolo:

  • La clínica nos avisa de la recogida (consulta datos de contacto, horarios, etc. aquí).
  • OrtoFun revisa todo el contenido del paquete (orden de trabajo, indicaciones especiales, registros de mordida…) y lo examina para comprobar que cumple con los requisitos necesarios que permitan un trabajo óptimo.
    Si consideramos que alguno de estos elementos puede derivar en futuros fallos nos pondremos en contacto con el/la odontolog@ para tratar el asunto. La colaboración mutua es una de nuestras premisas.
    Con el fin de obtener un trabajo de calidad y de que puedan disfrutar de una garantía plena, recomendamos el vaciado en la clínica justo después de la toma y desinfección de impresiones.
  • Si todos los pasos anteriores están claros, comenzamos con el proceso de fabricación según las indicaciones para entregar el aparato perfectamente terminado en la fecha prevista.